top of page

El Secretario General insta a la habilidad política para poner fin al estancamiento geopolítico y advierte que la humanidad está "cada vez más cerca de una gran fractura",

GA/12579 03 DE ENERO DE 2024



Preocupados por la crisis climática, el sistema humanitario sobrecargado y la intensificación de la carrera armamentista, los líderes mundiales piden medidas audaces centradas en alcanzar objetivos de desarrollo 

La comunidad internacional “parece incapaz de unirse” para responder a las crisis cada vez más intensas, empujando al sistema multilateral a la disfunción y al estancamiento en un mundo más fragmentado, advirtió el Secretario General de las Naciones Unidas en septiembre pasado en el debate anual de alto nivel de la Asamblea General.

António Guterres dijo a los Jefes de Estado y de Gobierno que la única manera de salir del actual estado global de crecientes tensiones geopolíticas es a través del multilateralismo. Hizo hincapié en que los líderes deben volver a los principios sobre los que se estableció la ONU y dijo que la humanidad se está acercando “cada vez más a una gran fractura”. El mundo necesita más “capacidad de gobernar, no astucia y estancamiento”, declaró.  


Destacó la miseria que ha desatado la invasión de Ucrania por parte de la Federación Rusa y expresó profunda preocupación porque el desarme nuclear se encuentra actualmente estancado. En todo el Sahel, una serie de golpes de estado están desestabilizando la región mientras el terrorismo gana terreno. Mientras tanto, el sistema humanitario mundial está al borde del colapso. El mundo tiene mucho que hacer. Por un lado, debe eliminar gradualmente el carbón, el petróleo y el gas, de modo que los países desarrollados y las economías emergentes alcancen el cero neto en las próximas décadas. "No podemos abordar eficazmente los problemas tal como son si las instituciones no reflejan el mundo tal como es", subrayó el Secretario General. 


Dennis Francis (Trinidad y Tobago), Presidente del septuagésimo octavo período de sesiones de la Asamblea General, también hizo un llamado a los Jefes de Estado y de Gobierno a unirse para abordar la guerra, el cambio climático, la deuda, la pobreza y el hambre. "Estas crisis están impactando directamente las vidas y el bienestar de miles de millones de personas en todo el mundo", subrayó. Sobre Ucrania, expresó su preocupación por la continua violación de la integridad territorial de ese país, subrayando: “Todos queremos que esta guerra termine”. Además, hablando como ciudadano de una región vulnerable al clima, enfatizó que los Estados miembros deben lograr resultados concretos. "No nos falta capacidad", afirmó, y añadió: "Lo que nos falta es voluntad de actuar".


En las observaciones finales del último día del debate de alto nivel, el 26 de septiembre, el Sr. Francis observó que la Asamblea había escuchado a 136 Jefes de Estado y de Gobierno, así como a 40 ministros, de los cuales 20 eran mujeres. Tras señalar los avances realizados por los Estados miembros en el cumplimiento de su llamado a “actuar juntos y en solidaridad”, elogió un número récord de voces que hablaron en la ONU. “Hoy tenemos la capacidad de sanar nuestras divisiones, encontrar soluciones integradas que reflejen nuestros valores y compromisos universales y marcar el comienzo de un mañana mejor”, añadió.


Con el tema del septuagésimo octavo período de sesiones “Reconstruir la confianza y reavivar la solidaridad global: acelerar la acción sobre la Agenda 2030 y sus Objetivos de Desarrollo Sostenible hacia la paz, la prosperidad, el progreso y la sostenibilidad para todos” como telón de fondo, los Jefes de Estado y de Gobierno expresaron sus preocupaciones y delinearon sus áreas clave de enfoque en la lucha por alcanzar los objetivos de desarrollo. Muchos reiteraron los llamados del Secretario General a adoptar medidas de colaboración para abordar las crisis globales más apremiantes, y subrayaron que muchos de los desafíos que enfrentan se han intensificado y se han vuelto más complejos en los últimos años. 


Joseph R. Biden, presidente de Estados Unidos, dijo que hay esperanza; los abrumadores desafíos del mundo pueden resolverse. Las heridas profundas pueden sanar si la comunidad internacional se mantiene unida y reconoce los puntos comunes de la humanidad. Prometió que su país continuaría trabajando para garantizar que todos tengan acceso a la atención médica, que se proteja el medio ambiente y que los conflictos se resuelvan pacíficamente. “Sabemos que nuestro futuro está ligado al de ustedes”, dijo al organismo de 193 miembros al recordar décadas de notables avances. "Evitamos la reanudación de un conflicto global y al mismo tiempo sacamos a más de mil millones de personas de la pobreza extrema", afirmó. Al expresar su apoyo a Ucrania, dijo que sólo la Federación de Rusia se interpone en el camino de la paz e instó a los presentes a “hacer frente a esta agresión manifiesta hoy y disuadir a otros posibles agresores mañana”. 


Volodymyr Zelenskyy, Presidente de Ucrania, hablando en el Salón de la Asamblea General por primera vez desde que comenzó la guerra en Ucrania, dijo que el odio, cuando se utiliza como arma contra una nación, nunca se detiene allí. Cada década, la Federación Rusa ha iniciado una nueva guerra. Al señalar que partes de Georgia y la República de Moldavia siguen ocupadas, dijo que Moscú “casi se ha tragado a Bielorrusia” y está amenazando a Kazajstán y los Estados bálticos. Muchos asientos en el Salón “podrían quedar vacíos si Rusia tiene éxito con su traición”, advirtió. 


Varios días después, el 26 de septiembre, Sergey V. Lavrov, Ministro de Asuntos Exteriores de la Federación de Rusia, recordó cómo Occidente se había comprometido a proporcionar a los países en desarrollo 100.000 millones de dólares anuales para financiar programas de mitigación del clima. Estas promesas incumplidas deben compararse con las cantidades que Estados Unidos y sus aliados han enviado a Kiev: “un estimado de 170 mil millones de dólares desde febrero de 2022”. Tras señalar las garantías dadas a Moscú sobre la no ampliación de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), llamó a Occidente un "imperio de mentiras". Está surgiendo un nuevo orden mundial y organizaciones como BRICS (Brasil, Federación Rusa, India, China y Sudáfrica) están ganando relevancia mientras Estados Unidos continúa instigando conflictos para dividir a la humanidad. 


Varios Jefes de Estado y de Gobierno durante el debate de una semana expresaron su profunda preocupación por el hecho de que los países poderosos se estén acercando al borde de un conflicto nuclear. Les preocupa que la creciente desconfianza y las divisiones estén corroyendo los cimientos de la cooperación internacional. El mundo se encuentra en una trayectoria preocupante a medida que emerge de la emergencia sanitaria más importante en un siglo en medio de conflictos cada vez más profundos. Advirtieron que una economía global fracturada, el aumento vertiginoso de los costos de los alimentos y el combustible, una crisis climática inminente y una carrera armamentista intensificada están generando sentimientos generalizados de desilusión y cinismo entre sus ciudadanos. 


Gobernanza Global

Nanaia Mahuta, Ministra de Relaciones Exteriores de Nueva Zelanda, dijo que por primera vez en varias generaciones, el mundo enfrenta la posibilidad muy real de conflicto entre las principales Potencias. “Lo que está en juego para todos nosotros es simplemente demasiado alto”, afirmó. El Estado de derecho internacional y la Carta de las Naciones Unidas deben significar algo. “Hacer política con vidas inocentes es cruel e inmoral”, subrayó. 

Han Zheng, vicepresidente de China, afirmó que se debe evitar la guerra nuclear. Hizo un llamado a la comunidad internacional para que la gobernanza global sea más justa y equitativa. China se opone a la hegemonía, la política de poder, el unilateralismo y la mentalidad de guerra fría. China “nunca practicará la hegemonía” y se muestra firme en su apoyo al sistema internacional con la ONU en su núcleo, prometió además. 


Los oradores aprovecharon la reunión de alto nivel como una oportunidad para criticar el actual estado de estancamiento del multilateralismo, señalando con el dedo la torpe inacción de las Naciones Unidas, y en particular del Consejo de Seguridad, que, según dijeron, no había actuado para preservar la paz internacional y seguridad. 

Recep Tayyip Erdoğan, presidente de Türkiye, dijo que el Consejo ha dejado de ser el garante de la seguridad global; en cambio, se ha convertido en un campo de batalla para cinco países. "El mundo es más grande que cinco y un mundo más justo es posible", afirmó. La guerra en Ucrania debe terminar mediante la diplomacia. "Nos hemos esforzado por mantener a nuestros amigos rusos y ucranianos alrededor de la mesa con la tesis de que la guerra no tiene vencedores y la paz no tendrá perdedores", enfatizó. 


Seyyed Ebrahim Raisi, presidente de Irán, dijo que la hegemonía occidental “ya no resuena con las realidades del mundo actual” y que el antiguo orden liberal ha quedado “relegado a la obsolescencia”. No se deben permitir las divisiones Este-Oeste. Hacer inseguros los corredores comerciales, sofocar el progreso económico y fomentar guerras por poderes son acciones que, irónicamente, se llevan a cabo en nombre de la democracia occidental, pero que “no son más que un guante de terciopelo que esconde una mano de hierro fundido”, añadió. 


Félix-Antoine Tshisekedi Tshilombo, Presidente de la República Democrática del Congo, haciéndose eco de las preocupaciones sobre el Consejo de Seguridad, dijo que el pueblo africano no comprende los dobles raseros del organismo de 15 miembros. Esto es particularmente cierto en el olvidado Sáhara Occidental, o Mozambique, víctima de mortíferos ataques terroristas. Por su parte, su Gobierno ha pedido adelantar el plazo de retirada de la Misión de Estabilización de las Naciones Unidas en la República Democrática del Congo (MONUSCO) de diciembre de 2024 a diciembre de 2023. Es hora de que Kinshasa asuma pleno control de su destino, él dijo. 


Muchos otros Jefes de Estado y de Gobierno enfatizaron la necesidad de abordar las disparidades económicas fuera de control que afectan a innumerables personas en todo el mundo. Específicamente, los líderes de las naciones africanas subieron al podio para subrayar que África continúa sufriendo una desigualdad masiva. El mundo, especialmente los países ricos y poderosos, deben reconocer que los problemas económicos y sociales actuales del continente se relacionan con injusticias históricas, dijeron.

Julius Maada Bio, presidente de Sierra Leona, destacó que las amenazas actuales a la estabilidad constitucional de África son signos de problemas más profundos, que van desde injusticias pasadas y presentes hasta las cargas de la pobreza, el desempleo generalizado y la discriminación. “La Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible no es simplemente un esbozo; es un pacto solemne al que hemos suscrito”, afirmó. "Debemos sacar a nuestro pueblo de la pobreza". 


Hage G. Geingob, Presidente de Namibia, subrayó lo que llamó la brecha “aterradora” entre los ricos y los marginados. Al enfatizar la necesidad de “poner fin al apartheid de las vacunas”, instó al líder mundial a eliminar las barreras de propiedad intelectual y pidió compromisos más firmes de las naciones ricas en inversiones en fabricación para permitir la producción de vacunas en el Sur Global.

Luiz Inácio Lula Da Silva, Presidente de Brasil, haciéndose eco de un sentimiento similar, subrayó la importancia de reducir la desigualdad incluyendo a los pobres en los presupuestos gubernamentales y haciendo que los ricos paguen impuestos proporcionales a su riqueza. Es alarmante que el gasto militar mundial ascendió a 2 billones de dólares en 2022, y que el gasto nuclear alcanzó los 83.000 millones de dólares, 20 veces el presupuesto regular de la ONU, señaló también.


No faltaron Jefes de Estado y de Gobierno que hablaron sobre la urgente necesidad de abordar el cambio climático, mientras los pequeños Estados insulares en desarrollo y otros países en peligro de sufrir el cambio climático enfatizaron que el flagelo es la más apremiante de todas las emergencias. No se puede llevar a cabo ninguna acción climática significativa en condiciones de dificultades financieras, dijeron también, pidiendo que se realicen mejoras en las asociaciones técnicas y financieras entre los que tienen y los que no tienen.  


Russ Kun, presidente de Nauru, dijo que los impactos adversos del cambio climático ya no son un problema “futuro”. La comunidad mundial debe acelerar las medidas para mantener al alcance un límite de 1,5ºC para el aumento de temperatura. Continuó diciendo que Nauru, como el Estado miembro más pequeño de la ONU, se pregunta: “¿Sobrevivirán sólo los fuertes o trabajaremos para garantizar que nadie se quede atrás?” 


Wesley Simina, presidente de los Estados Federados de Micronesia, imploró a todas las partes del Acuerdo de París sobre el cambio climático (en particular a los principales emisores) que se comprometan a reducir sus emisiones al menos a la mitad para 2030 y fijen sus objetivos de emisiones netas cero a más tardar en 2050. Las emisiones de metano e hidrofluorocarbonos, así como otros contaminantes climáticos de vida corta procedentes de productos y actividades industriales, podrían reducir el calentamiento global en al menos 0,5°C, afirmó.  


Lazarus McCarthy Chakwera, Presidente de Malawi, al igual que varios otros oradores que expresaron formas de estabilizar la economía global, pidió la cancelación de la deuda. "Ésa es una decisión que se puede tomar hoy para que el dinero que se drena mediante el servicio de las deudas pueda destinarse a la reconstrucción de carreteras, escuelas, hospitales, empresas y medios de vida", enfatizó. El mundo también necesita unirse para comenzar a reflexionar sobre cómo será un paradigma de desarrollo más allá de 2030. 


Mientras continuaba el debate de alto nivel de la Asamblea General, otros oradores aprovecharon la oportunidad para llamar la atención sobre las difíciles circunstancias que enfrentan las personas que soportan períodos prolongados de conflicto, desplazamientos y falta de acceso a los derechos humanos.


Abdullah II bin Al Hussein, rey de Jordania, dijo que los refugiados constituyen más de un tercio de los 11 millones de habitantes de su país. Los recortes a los programas de ayuda ya han sumido en la incertidumbre las vidas de cientos de miles de esos refugiados. Pero el caso de Jordania es un microcosmos de toda la región de Medio Oriente, que, advirtió, seguirá sufriendo hasta que el mundo “ayude a disipar la sombra” del conflicto palestino-israelí. "Sin claridad sobre dónde está el futuro de los palestinos, será imposible converger hacia una solución política a este conflicto", enfatizó. 


Anne Beathe Tvinnereim, Ministra de Desarrollo Internacional de Noruega, hablando de la terrible situación de tantas personas en Afganistán, dijo que Oslo ha contactado a las autoridades de facto en Kabul para ayudar a abordar la terrible situación de los derechos humanos de las mujeres y las niñas, "que están siendo privados de educación y de un futuro”. Continuó destacando que “las sociedades prosperan cuando las mujeres y las niñas participan en pie de igualdad”. La comunidad global debería “preocuparse de que los estándares estén disminuyendo en muchos lugares”, dijo, e instó: “Esto tiene que terminar”.


Durante la semana inaugural de alto nivel, la Asamblea también celebró varios eventos paralelos, entre ellos el 18 de septiembre una Cumbre de dos días de duración sobre los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), en la que Jefes de Estado y de Gobierno y altos representantes adoptaron una Declaración Política, reafirmando su compromiso de poner fin a la pobreza y el hambre, combatir las desigualdades dentro y entre los países y construir sociedades pacíficas.

El Secretario General, dirigiéndose al segmento de apertura, dijo que “los ODS necesitan un plan de rescate global”. Al acoger con satisfacción el respaldo en la Declaración Política a la necesidad de reformar la arquitectura financiera internacional obsoleta, disfuncional e injusta, destacó que “esto puede cambiar las reglas del juego para acelerar el progreso de los ODS”. El presidente de la Asamblea, Francisco, dijo que “con una acción concertada y ambiciosa, todavía es posible que, para 2030, podamos sacar de la pobreza a 124 millones de personas más y garantizar que unos 113 millones menos de personas estén desnutridas”.


Justin Pierre James Trudeau, Primer Ministro de Canadá y Copresidente del grupo de Defensores de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, dijo en su discurso de apertura que casi el 50 por ciento de las metas de los ODS están moderada o gravemente desviadas. Pero "es sólo el entretiempo; podemos hacerlo", dijo a los presentes, y añadió: "El futuro espera que todos lleguemos a este momento".


La Asamblea General también celebró un evento sobre cobertura sanitaria universal el 21 de septiembre, y los Estados Miembros respaldaron una Declaración Política que proclama que todo ser humano tiene derecho al más alto nivel posible de salud física y mental. Los Estados miembros reconocieron que la cobertura sanitaria universal es fundamental para alcanzar los ODS, no solo los relacionados con la salud y el bienestar, sino también los relacionados con la erradicación de la pobreza, el acceso a la educación, la igualdad de género y la construcción de sociedades inclusivas. 


Al intervenir en ese evento, el Presidente de la Asamblea afirmó que cada año millones de personas caen en la pobreza a causa del costo de su atención médica. “Salud y desarrollo sostenible son dos caras de una misma moneda”, subrayó. También en el evento, el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, señaló que 4.500 millones de personas no están cubiertas por los servicios sanitarios esenciales. Esto obliga a muchos de ellos a elegir entre comprar medicinas o alimentos.


El 20 de septiembre, en la primera reunión de alto nivel de la Asamblea General sobre preparación para una pandemia, los Jefes de Estado y de Gobierno adoptaron una Declaración Política en la que pedían una mayor coordinación internacional para prevenir, prepararse y responder mejor a las pandemias. La Asamblea se comprometió a trabajar para que el acceso a productos relacionados con la pandemia, como vacunas, medios de diagnóstico y terapias, sea oportuno y equitativo, al tiempo que pidió a la OMS que coordine esto con los socios pertinentes.

Al inaugurar el debate de un día de duración, convocado bajo el tema “Hacer un mundo más seguro: crear y mantener el impulso político y la solidaridad para la prevención, preparación y respuesta ante una pandemia”, el Presidente de la Asamblea dijo que el impacto de la pandemia de COVID-19 en las economías y los sistemas de salud duraría muchos años más. "La realidad es que simplemente nos faltó preparación y capacidad de respuesta", añadió. La COVID-19 había revelado que muchos países en desarrollo no podían cuidar a sus enfermos ni organizar el trabajo y la educación a distancia.


En la Declaración Política, los Estados Miembros expresaron su preocupación por las “desigualdades flagrantes” en el acceso a las vacunas contra la COVID-19, señalando que en diciembre de 2022, el 22 por ciento de las personas en los países de bajos ingresos estaban completamente vacunadas, en comparación con el 75 por ciento en los países de altos ingresos. países de ingresos. Preocupada por el acaparamiento de vacunas en los países ricos mientras las poblaciones de los pobres quedan atrás, la Secretaria General Adjunta de las Naciones Unidas, Amina J. Mohammed, pidió prevenir tal situación implementando las recomendaciones detalladas en la Declaración Política.


Plenario

La Asamblea General inauguró su septuagésimo octavo período de sesiones el 5 de septiembre y su recién elegido Presidente, Dennis Francis (Trinidad y Tobago), pidió a los Estados Miembros que se comprometan a promover las causas de la paz, la prosperidad y la sostenibilidad frente a un mundo acosado. por una serie de desafíos en cascada. 


En su discurso de apertura, advirtió sobre las marcadas divisiones geopolíticas que han conducido a “una nueva y peligrosa era de incertidumbre nuclear” y alentó a la Asamblea a garantizar que sus esfuerzos estén anclados en un sistema multilateral sólido. En medio de dudas sobre si el Consejo de Seguridad puede cumplir su mandato, la iniciativa de veto de la Asamblea es una innovación bienvenida hacia una mayor transparencia y rendición de cuentas, observó.


La Cumbre de los Objetivos de Desarrollo Sostenible marcará la pauta para el resto de la sesión, en la que los Estados deberán reunirse en torno a los tres principales objetivos relacionados con la salud: erradicación de la tuberculosis; prevención, preparación y respuesta ante pandemias; y cobertura sanitaria universal, afirmó. Con una población mundial que alcanzará los 9.500 millones en 2050, es imperativo hacer la transición a un modo de producir, consumir y vivir en equilibrio con todas las personas, especies y ecosistemas, añadió. “El 'futuro que queremos' requiere un cuidado preventivo de la naturaleza”, enfatizó, y pidió una semana de alto nivel y una agenda de sesiones que garantice “que cada una de estas reuniones culmine en resultados significativos y transformadores. Ese debe ser nuestro modus operandi”.


Amina Mohammed, Subsecretaria General de las Naciones Unidas, al dar la bienvenida al Presidente entrante de la Asamblea en nombre del Secretario General, dijo que las habilidades, la experiencia, el conocimiento y la sabiduría del Sr. Francis serán esenciales en medio del profundo desafío y la división que está poniendo a prueba a las Naciones Unidas. “A pesar de los profundos desafíos globales, este no es un momento para el pesimismo. Este es un momento para la acción”, subrayó, instando a actuar por la paz y los derechos humanos, así como rescatar los Objetivos Globales, abordar el cambio climático y ampliar las oportunidades económicas, especialmente para las mujeres y los jóvenes. 


El 8 de septiembre, la Asamblea adoptó su programa de trabajo para el período de sesiones y decidió incluir una serie de nuevos temas en su agenda, entre ellos el “Acuerdo en virtud de la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar sobre la conservación y utilización sostenible de los recursos marinos”. Diversidad Biológica de Áreas fuera de la Jurisdicción Nacional”, un histórico tratado sobre biodiversidad marítima adoptado el 19 de junio por la Conferencia Intergubernamental sobre Biodiversidad Marina de Áreas fuera de la Jurisdicción Nacional.


La Asamblea decidió además incluir la “Cuestión de la isla comorana de Mayotte”, “La situación en los territorios ocupados temporalmente de Ucrania”, el “Acuerdo en virtud de la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar sobre la conservación y utilización sostenible de los recursos marinos Diversidad Biológica de Áreas fuera de la Jurisdicción Nacional”, “Informe sobre las actividades de la Oficina de Ética”, “Estatus de observador del Congreso Internacional de Parlamentarios en la Asamblea General” y “Estatus de observador de la Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y Cultura en la Asamblea General”.


Tras la decisión de la Asamblea de incluir en su agenda el tema “La situación en los territorios temporalmente ocupados de Ucrania”, la representante de la Federación de Rusia dijo que su país se distancia del consenso sobre el informe de la Comisión General respecto de la recomendación de incluir ese punto en el orden del día del órgano, que fue adoptado por el Comité mediante votación de una minoría de sus miembros.


La Asamblea decidió aplazar el examen del tema del programa “Cuestión de las islas malgaches de Glorieuses, Juan de Nova, Europa y Bassas da India” hasta su septuagésimo noveno período de sesiones e incluirlo en el programa provisional de ese período de sesiones.

Tras el veto de la Federación Rusa a la renovación de determinadas medidas del Consejo de Seguridad en Mali, la Asamblea se reunió el 11 de septiembre para considerar las consecuencias para la estabilidad en ese país. El Presidente de la Asamblea dijo que, en un contexto de creciente inseguridad y crisis políticas y humanitarias en Malí, el Acuerdo para la Paz y la Reconciliación de 2015 “sigue siendo el único marco para lograr la paz y la estabilidad” e instó a los Estados miembros a volver a comprometerse con las negociaciones.


En el debate subsiguiente, celebrado bajo el mandato permanente de la Asamblea de reunirse dentro de los 10 días hábiles siguientes a que se emitiera un veto en el Consejo, muchos Estados Miembros expresaron preocupación por su uso, particularmente en el contexto de la retirada de la Misión Multidimensional Integrada de Estabilización de las Naciones Unidas. en Malí (MINUSMA). Otros, sin embargo, subrayaron la necesidad de respetar los deseos de Bamako.

El representante de la Federación de Rusia, al explicar el uso del veto por su delegación, se manifestó en contra de las interminables prórrogas automáticas de los regímenes de sanciones y señaló que esas medidas deberían revisarse periódicamente para ver si reflejan la situación sobre el terreno.


La Asamblea comenzó su sesión principal el 29 de septiembre, respaldando una declaración política adoptada por los líderes mundiales el 18 de septiembre durante la semana de alto nivel, reafirmando el compromiso de sacar a millones de personas de la pobreza y luchar contra el hambre extrema, como se comprometió en la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible. En la Asamblea, los oradores estaban divididos sobre el lenguaje del amplio documento de 10 páginas que reconoce que los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) están en peligro. El delegado de Cuba calificó la ausencia de una referencia a medidas coercitivas unilaterales como una “deficiencia importante”. Sin embargo, varios oradores acogieron con agrado el respaldo por consenso de la Declaración, y el representante del Reino Unido señaló que solo faltan siete años para alcanzar el año objetivo 2030.


Al adoptar tres declaraciones el 5 de octubre, la Asamblea se comprometió a abordar varios desafíos importantes de salud mundial. Según los términos del texto, la Asamblea se comprometió a intensificar los esfuerzos para fortalecer la cooperación regional e internacional en materia de prevención, preparación y respuesta ante pandemias, y hacer que el acceso a productos relacionados con la pandemia, como vacunas, medios de diagnóstico y terapias, sea más oportuno, sostenible y equitativo. A través de una declaración sobre la cobertura sanitaria universal, la Asamblea se comprometió a reforzar los esfuerzos para alcanzar los Objetivos relacionados con la salud y la cobertura sanitaria universal para 2030. Una tercera declaración, sobre la tuberculosis, estableció compromisos para aumentar la cooperación internacional para promover la investigación y la innovación. 


El 10 de octubre, la Asamblea eligió mediante votación secreta a 15 Estados miembros para el Consejo de Derechos Humanos con sede en Ginebra. Los nuevos miembros incluyeron a Albania, Brasil, Bulgaria, Burundi, China, Costa de Marfil, Cuba, República Dominicana, Francia, Ghana, Indonesia, Japón, Kuwait, Malawi y Países Bajos. Los 15 miembros cumplirán mandatos de tres años a partir del 1 de enero de 2024.


Destacando la importancia de encontrar un camino hacia la paz a través del desarrollo sostenible, la Asamblea debatió el 16 de octubre las causas del conflicto en el segundo continente más grande del mundo. Más de una docena de delegados hablaron de la importancia de ayudar a los países africanos a alcanzar los ODS mientras luchan contra la violencia y la anarquía, y varios oradores expresaron la necesidad de reformar el sistema financiero internacional para aliviar la aplastante carga de la deuda de África. “Si se le diera la oportunidad y con el apoyo de la comunidad internacional, el continente sería realmente imparable”, dijo el Presidente de la Asamblea en sus palabras de apertura, señalando que la grave crisis de la deuda se traduce en una pérdida de entre 500 y 600 mil millones de dólares al año, más que el ingreso bruto producto interno (PIB) de 35 países africanos combinados.


El 18 de octubre, la Asamblea escuchó a la primera mujer Presidenta del Mecanismo Residual Internacional de los Tribunales Penales, Graciela Gatti Santana, quien dijo a los delegados que si bien el Mecanismo ha llegado a una coyuntura crítica, la conclusión de su actividad en los tribunales “no no significa que estemos cerrando”. La entidad seguirá cumpliendo las numerosas funciones que le han sido encomendadas, incluida la supervisión del cumplimiento de las sentencias, el seguimiento de los fugitivos restantes y la respuesta a las solicitudes nacionales de asistencia, dijo. En el debate que siguió, muchos oradores subrayaron el papel crucial desempeñado por el Mecanismo y los tribunales a la hora de responsabilizar a los autores de los delitos más graves y hacer justicia a las víctimas.


Durante la Décima Sesión Especial de Emergencia sobre “Acciones ilegales israelíes en la Jerusalén Oriental ocupada y el resto del territorio palestino ocupado”, el 26 de octubre, el Presidente de la Asamblea condenó la matanza de civiles palestinos e israelíes e instó a todas las partes a respetar el derecho internacional y permitir inmediatamente el acceso de la ayuda a la Franja de Gaza. Al denunciar el ataque de Hamas a Israel el 7 de octubre y rechazar la toma de rehenes, dijo que la brutalidad del ataque es impactante e inaceptable y no tiene lugar en nuestro mundo. Sin embargo, “el derecho de autodefensa no otorga, ni puede otorgar, legalmente licencia para emprender represalias indiscriminadas y desproporcionadas”, añadió y lamentó el asesinato de personal de la ONU en Gaza.


El Observador Permanente del Estado de Palestina pidió el cese de los bombardeos sobre Gaza y cuestionó cómo algunos Estados miembros podrían defender la guerra. "Esto es barbarie", afirmó. "Deténganlo por todos aquellos cuyas vidas aún podemos salvar". Los hospitales se han convertido en morgues, y los médicos y los pacientes se preguntan si la ayuda está en camino, dijo, describiendo la confusión y el miedo de quienes recibieron la orden de evacuar. “¿Qué decisiones toma usted como padre cuando sólo hay opciones imposibles y cuando la muerte está en todas partes?” preguntó.


El representante de Israel dijo que la masacre del 7 de octubre y lo que siguió no tienen nada que ver con los palestinos ni con el conflicto árabe-israelí. “Es el Israel respetuoso de la ley contra los nazis modernos”, dijo, y agregó que su país está en guerra con Hamás, que tiene un objetivo: aniquilar a Israel y asesinar a todos los judíos. Los bárbaros terroristas de Hamás invadieron Israel desde “el mar, la tierra y el aire” con un propósito: asesinar salvajemente a toda persona que encontraran, dijo.

También ese día, la Asamblea escuchó a Joan E. Donoghue, Presidente de la Corte Internacional de Justicia, principal órgano judicial de las Naciones Unidas, quien dijo que el creciente expediente refleja una amplia variedad de disputas legales que involucran a países de todas las regiones del mundo. el mundo y las cuestiones que conciernen a toda la humanidad. Detalló varios casos, incluido uno relacionado con la Convención contra la Tortura y Otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes, en el que Canadá y los Países Bajos presentaron una demanda conjunta contra Siria, y otro iniciado por Ucrania respecto de la Federación de Rusia por acusaciones de genocidio y violaciones de la Convención para la Prevención y la Sanción del Delito de Genocidio. 


Al día siguiente, como continuación de la Sesión Especial de Emergencia, la Asamblea adoptó una resolución pidiendo una tregua humanitaria inmediata y sostenida que condujera al cese de las hostilidades y exigiendo el suministro sin obstáculos de ayuda esencial a los civiles en toda la Franja de Gaza. 

En votación registrada de 120 votos a favor, 14 en contra y 45 abstenciones, la Asamblea adoptó la resolución titulada “Protección de los civiles y cumplimiento de las obligaciones jurídicas y humanitarias”, exigiendo que todas las partes cumplan inmediata y plenamente con sus obligaciones en virtud del derecho internacional, incluidas Ley humanitaria internacional. La Asamblea no logró rechazar ni condenar inequívocamente los ataques terroristas perpetrados por Hamas el 7 de octubre mediante una votación registrada de 88 votos a favor, 55 en contra y 23 abstenciones.


El representante de Israel dijo que las Naciones Unidas, fundadas tras el Holocausto, “ya ​​no tienen ni una pizca de legitimidad o relevancia”. Israel acaba de sufrir la mayor masacre de judíos desde el Holocausto, pero no tiene derecho a defenderse, según la mayoría de la llamada “Familia de Naciones”, afirmó. “¿Por qué defienden a terroristas que decapitaron deliberadamente a niños y secuestraron bebés?” añadió. “¿Por qué no responsabiliza a Hamás?”

El Observador Permanente del Estado de Palestina expresó su gratitud a todos los países que votaron a favor del proyecto de resolución presentado por Jordania y copatrocinado por 46 países, diciendo que demuestra que la comunidad internacional no ha abandonado al pueblo palestino en sus horas más oscuras. La adopción de la resolución fue un mensaje de que la mayor parte del mundo apoya al pueblo de Gaza, que se está convirtiendo en un cementerio. “No dejemos que esto suceda”, dijo. “Escucha tu conciencia”. 


Al presentar a la Asamblea el informe anual de la Corte Penal Internacional el 30 de octubre, su Presidente, Piotr Hofmański, describió amenazas y ataques inaceptables y sin precedentes por parte de la Federación de Rusia. Ese país incluyó al Fiscal del Tribunal, a seis jueces y al Sr. Hofmański en una lista de personas buscadas para ser procesados ​​penalmente en respuesta a las dos órdenes de detención del Tribunal relacionadas con la situación en Ucrania por la supuesta deportación ilegal de la población y el traslado ilegal de niños desde los territorios ocupados. áreas de Ucrania a la Federación de Rusia. El comportamiento amenazante y los recientes ataques cibernéticos contra los sistemas de información de la Corte no impedirán que la Corte cumpla su mandato de manera independiente e imparcial, afirmó. También anunció un hito importante: la primera finalización de las reparaciones ordenadas por los tribunales en el caso Katanga, relativo a crímenes cometidos en la República Democrática del Congo en 2003, con reparaciones entregadas a través del Fondo Fiduciario para las Víctimas a varios cientos de personas. 


Mientras la Asamblea continuaba la sesión de emergencia sobre la situación en el Oriente Medio al día siguiente, muchos Estados Miembros hicieron llamamientos urgentes para un alto el fuego humanitario y la prestación de ayuda adecuada a los civiles en Gaza. El delegado de Yemen dijo que el fracaso de la comunidad internacional a la hora de detener la guerra es “moral”. “Lo que ocurrió el 7 de octubre de 2023 es el resultado de la continua ocupación israelí a lo largo de 75 años”, afirmó. Una paz justa y amplia es la única manera de poner fin a este conflicto y establecer un Estado palestino independiente y soberano basado en las fronteras del 4 de junio de 1967, con Jerusalén Oriental como su capital. "Sin esta solución, la región no conocerá la estabilidad", advirtió. 


También ese día, Václav Bálek, Presidente del Consejo de Derechos Humanos, dijo a los delegados que la creciente carga de trabajo del Consejo refleja la importancia y relevancia de su trabajo. Al presentar el informe anual del Órgano, detalló parte del trabajo realizado el año pasado, incluido el establecimiento de una misión de investigación para investigar presuntas violaciones de derechos humanos en Irán relacionadas con las protestas que comenzaron en septiembre de 2022. En cuanto a la situación de los derechos humanos en Haití, el Sr. Bálek dijo que, a raíz de una solicitud de las autoridades de ese país, el Consejo adoptó una resolución para brindar ayuda y desarrollar capacidades. 


Pasando a las resoluciones sobre países específicos, reafirmó la recomendación del Consejo de que la Asamblea presentara informes de la Comisión de Investigación sobre Siria al Consejo de Seguridad para que se tomaran las medidas apropiadas y que, de manera similar, en lo que respecta a los derechos humanos en Myanmar, la Asamblea presentara los informes de las Naciones Unidas. Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos y Relator Especial ante los órganos pertinentes de las Naciones Unidas, incluido el Consejo de Seguridad, para su consideración y adopción de medidas apropiadas. También destacó el alarmante aumento de actos públicos de odio religioso, como la profanación del Corán en Europa y otros lugares.


El 1 de noviembre, cuando la sesión de emergencia de la Asamblea sobre la situación en el Medio Oriente entró en su cuarto día, los Estados Miembros lamentaron la muerte de miles de niños en Gaza y reiteraron los llamados a un alto el fuego humanitario y a que llegue más ayuda humanitaria a los civiles. “¿El mundo todavía cree que lo que se ha estado desarrollando es en defensa propia?”, preguntó el delegado de Kuwait, señalando que, el día en que los delegados votaron para desafiar las atrocidades cometidas por las fuerzas de ocupación israelíes, comenzó la invasión terrestre de Gaza.


“Recordamos con gran pesar que los niños y niñas constituyen la mitad de la población de Gaza y han vivido toda su vida en una zona bajo constante conflicto y asedio”, dijo el representante de El Salvador. “Muchos se preguntan: '¿Dónde están las Naciones Unidas?'”, dijo, pidiendo una acción inmediata por parte del Consejo de Seguridad. Haciéndose eco de ese punto, el delegado de Lesotho dijo que el repetido fracaso del Consejo en aprobar una resolución definitiva sobre el conflicto erosiona la confianza de los ciudadanos de todo el mundo en las Naciones Unidas.


También ese día, la Asamblea inició su debate anual sobre la “Necesidad de poner fin al embargo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos de América contra Cuba”, y un número abrumador de Estados Miembros subrayaron los efectos perjudiciales y duraderos del embargo. consecuencias para Cuba. Muchos citaron el informe del Secretario General que dice que el bloqueo ha impactado el desarrollo humano general de Cuba y recordaron que durante 30 años, la Asamblea ha instado a Estados Unidos a levantar el embargo y permitir que Cuba se una a la comunidad internacional en igualdad de condiciones económicas y financieras.


  • - - - - - -------------------------------------------------------------------------------

1 visualización0 comentarios

Commentaires


bottom of page